Tortuga de Tierra

La Tortuga más conocida entre los argentinos

Peso Cria

0,20kg

Peso Adulto

1.5 kgkg

Estado de conservación

Vulnerable

Las poblaciones de Tortugas se encuentran categorizadas como vulnerables por la UICN. Son varios los factores que afectan las poblaciones silvestres, el principal es la venta ilegal de estos animales como mascotas. Desde el año 1980 que se prohibió el comercio de esta especie y de otras de tortugas, sin embargo la demanda sigue estando y los comercios las venden ilegalmente. Por ello es necesario conocer que sin demanda no hay negocio, somos responsables de cuidar que las tortugas no sean vendidas como mascotas.

Altura

0,15 m

Longitud

0,20 m

Poseen dimorfismo sexual, es decir, que existen diferencias entre los machos y las hembras fácilmente distinguibles. Las hembras tienen un tamaño mayor que los machos.

Reptiles

Los reptiles son un grupo de animales vertebrados que tienen características comunes que presentan piel seca recubierta por escamas las extremidades se insertan de forma lateral en el cuerpo, por esta razón el desplazamiento de estos animales es arrastrando parte del vientre, incluso hay un grupo grande de estos animales que no presenta extremidades. En los casos que presentan dientes, estos son sin diferenciación de formas la respiración es pulmonar la reproducción es mediante huevos.

Clasificación taxonómica
  • Reino Animalia
  • phylum Chordata
  • subphylum Vertebrata
  • Clase Reptilia
  • Familia Testudinidae
  • Género Geochelone
  • Especie Geochelone chilensis

Información general

Estas tortugas terrestres se distribuyen desde Bolivia (Curuyuqui en el departamento de Santa Cruz), oeste semiárido de Paraguay hasta la Argentina (La Pampa). En nuestro país se la puede encontrar en las provincias de Mendoza, San Juan, La Rioja, San Luis, Córdoba, La Pampa, Santiago del Estero, Salta, Santa Fe, Chaco y Formosa. También podría habitar algunos sectores de la provincia de Jujuy pero faltan más estudios y registros.

 

Habitan en la región del Chaco seco u occidental, adentrándose en sectores del Monte meridional y el Espinal. Su límite altitudinal son los 1000 m s.n.m, a más de esa altura no se ha encontrado ejemplares de esta especie.

Esta especie se caracteriza por poseer un color dorsal castaño o casi negro. Escamas recubren las zonas desprovistas de caparazón como la cabeza, el cuello, la cola y las patas. La coloración de las crías es mucho más clara. Poseen 5 dedos con uñas, esenciales para caminar sobre el sustrato donde habita. Su boca está desprovista de dientes y en su lugar tiene un pico córneo con el cual corta el alimento. Sus ojos son pequeños y su tímpano se encuentra justo por detrás de la mandíbula recubierto de piel.

 

Poseen dimorfismo sexual, es decir, que poseen diferencias entre los machos y las hembras fácilmente distinguibles. Las hembras poseen la uñas más largas, tienen un tamaño mayor y el plastrón (así se le llama a la zona ventral del caparazón) es liso. En cambio, en los machos este último es ligeramente cóncavo, algo esencial para los momentos de apareamiento, cuando el macho debe subirse sobre el caparazón de la hembra.

 

El nombre científico de esta especie tiene una particularidad. Si bien se colocó el nombre Geochelone chilensis, esta tortuga no habita en Chile. Esto fue un error de la persona que colectó a los ejemplares y colocó como procedencia Mendoza, Chile. Así, el zoólogo inglés Gray cometió el error de nombrarla chilensis.

Estos animales son herbívoros, se alimentan de los frutos de varios arbustos de las zonas donde viven, pasto, hojas de gramíneas y plantas suculentas. Se ha registrado en individuos que habitan la provincia de Salta que también pueden ingerir vainas de algarrobos.

 

Su lento metabolismo le permite estar mucho tiempo sin ingerir alimentos. Lo mismo sucede con el agua, la cual puede conseguir de los alimentos que ingiere y, además, tiene la facultad de retener la orina para equilibrar dicho líquido.

Son animales ectotérmicos, es decir, que no regulan la temperatura de su cuerpo. Para mantenerla equilibrada, realizan diferentes actividades, como por ejemplo, en las horas de mucho calor se mantienen ocultas bajo la sombra de los arbustos y se movilizan más en las horas más frescas. Durante las noches pueden refugiarse enterrando parte de su cuerpo en la tierra cavado por ellas mismas gracias a sus patas delanteras. En otoño y en invierno se registra muy poca actividad, refugiándose en estos pozos o entre las piedras.

 

Los machos compiten entre sí por el territorio y por las hembras. Cuando lo hacen, realizan fuertes topetazos para intimidar o voltear a sus oponentes y mordisquean patas y brazos.

 

Las cópulas ocurren entre los meses de noviembre y diciembre. El cortejo es un seguimiento de la hembra olfateándola perimetralmente hasta que en un momento la monta y sucede la cópula.

 

La hembra deposita en nidos excavados por ellas en la tierra de unos 10 cm. de profundidad de 1 a 4 huevos de color blanco marmolados. Éstos poseen forma circular o ligeramente oval. 

 

Pueden hacer, durante los meses de enero y marzo, 3 puestas de huevos por año, separadas unas de otras por 30 días.

 

Luego de 12 a 14 meses de incubación, nacen las crías. Éstas poseen un diente córneo, también llamado diente de huevo, en la punta de su hocico (el cual pierden después de un tiempo). Al romper el cascarón no salen inmediatamente, sino que quedan enrollados dentro por 1 o 2 días hasta absorber por completo el saco vitelino que le proveerá el alimento necesario para salir de allí y mantenerse los primeros meses de vida.

 

Los huevos y las crías de las tortugas pueden ser alimento de otras especies como los lagartos, iguanas, tatúes, zorrinos, entre otros. Los adultos tienen muy poco depredadores, pero en el listado pueden incluirse a distintas aves rapaces, zorros y pumas.

Las poblaciones de Tortugas se encuentran categorizadas como  Vulnerables por la UICN. Son varios los factores que afectan las poblaciones silvestres, el principal es la venta ilegal de estos animales como mascotas. Desde el año 1980 que se prohibió el comercio de esta especie y de otras de tortugas, sin embargo la demanda sigue estando y los comercios las venden ilegalmente. Por ello es necesario conocer que sin demanda no hay negocio, somos responsables de cuidar que las tortugas no sean vendidas como mascotas.

 

Otro factor es la competencia con el ganado, sobre todo el caprino. Los animales domésticos están invadiendo los hábitats de las tortugas consumiendo el mismo alimento y compactando el suelo, haciendo que sea sumamente complicado poder excavar para nidificar o resguardarse de los cambios de temperatura durante el día o la noche.       

 

Y no debemos dejar de mencionar como factor importante la pérdida de hábitats de la región chaqueña. Millones de hectáreas de bosques están siendo talados y transformados en los últimos años, poniendo en peligro a esta y muchas otras especies.

 

VOS TAMBIÉN PODÉS AYUDARNOS!

Acompañanos para generar un cambio positivo en la manera de respetar y relacionarnos con la naturaleza.

otras especies


¡Suscribite para conocernos, saber cómo trabajamos y lo que podés hacer junto a nosotros!